“¿Tienes algo que reparar?” Ésta es la frase que nos acompaña mientras entramos en un gran espacio iluminado con pequeñas luces, con baldes de diferentes tamaños dispuestos para recoger el agua que cae del techo... parece una invitación a reflexionar... enfrentamos los problemas sin reparar el techo, poniendo baldes en todos lados... nuestra grieta emotiva se puede romper definitivamente hasta que sea imposible cualquier tipo de reparación...........Salimos de este viaje con una conciencia emotiva que nos permitirá excavar adentro de nosotros mismos: cómo y cuándo será diferente para cada viajero.”

Cristina Tacconi - Laboratorio "Per uno spettatore critico" - Altre Velocità

Para leer todo el articulo clic aquíwww.altrevelocita.it

 

 

© 2020 All rights reserved